Reseña de la Noche de Carteles:

Producciones de carteles: Otras costuras…un nuevo borde.

Otras costuras…un nuevo borde, fue la cita de Lacan elegida para nombrar la noche de Carteles. Tres trabajos, una coordinación, muchos asistentes y una conversación. Así fue la reciente noche de la Escuela.

Al comienzo, en la presentación de la mesa, la coordinadora Graciela Martínez, destacando lo que fue un vivo trabajo de Escuela, dio lugar a los trabajos.

En el primero de ellos, Luz Quenardelle ciñó su pregunta de lectura al par “posición femenina” y “posición del analista”. A partir de allí algunos señalamientos que sirvieron para la conversación posterior. Rescato uno: diferenciar lo femenino como un S2, de lo femenino como un S1 solo, en tanto “alteridad para cualquier sexo”. Finalmente, presenta un testimonio de pase que se propone como una posible articulación de las posiciones, femenina y del analista.

El segundo trabajo, Fernando Pomba, retoma su rasgo singular del cartel que participa y lo titula: El cuerpo en la economía del goce. Desarrolla sus hipótesis en dos vías: a) Lo real del nudo b) el centro del nudo. La cita de Lacan, sobre que “el cuerpo debe ser entendido al natural”, “civilizar el goce” y que “lo real no pre-existe sino ex – iste”, fueron algunos de los puntos que dispararon la conversación.

Finalmente, José Vidal, sumó a la conversación su producto de un cartel que llevó por título: Ex-sistencias. Algunas precisiones que provocaron el trabajo apuntaron al Goce, al Otro goce…y a elucidar a qué nos referimos con esta noción. Para ello, dijo, que el goce fuera de cuerpo no es un espacio físico, sino que refiere al modo de experimentar ese goce. Situando así nuevamente la discusión en el territorio del cuerpo, para advertir un riesgo cuando abordamos estas cuestiones: volvernos biologicistas, “vitalistas” dice Miller.

Ahora bien, muchos hilos se tejieron después en la conversación entre los “conversantes” y los trabajos. Sería difícil, o acaso imposible, retomar todos. Entonces elijo uno que me permite trenzar los hilos fundamentales de una Escuela de psicoanálisis: Clínica, política, episteme. Ese hilo es la noción de vacío.

El “vacío” como una noción necesaria en la posición del psicoanalista, pero también del psicoanálisis. “Hacer un vacío”, “sostener un vacío”, “introducir un vacío”. La serie “vació” surge al hablar en torno a la propuesta de la Escuela – a través de sus Jornadas anuales – para trabajar este año: Otro sexo[1] hacia Lo femenino fuera de género[2]. Pero en el medio, el vacío en La arquitectura del cartel[3]. Pues de allí, de ese dispositivo y lo que el vacío posibilita, surgieron estos trabajos. El vacío como condición de ex-istencia.

Entonces desde esa perspectiva y después de la conversación, podríamos retomar el título de la noche y continuarlo con un aporte de Claudia Lijtinstens que trajo -cita mediante -a M.H Brousse: otra costura, un nuevo borde…que permita habitar la nobleza del vacío.

 

Guido Coll.

[1] https://eolcba.com.ar/jornadas/

[2] http://jornadaseol.ar/

[3] http://www.cuatromasunoeol.com/sv/trabajo-de-escuela.la-arquitectura-del-cartel-2021

*.La obra que ilustra es de la artista Nava Lubelski