La Revista inolvidable!!

Es la primera vez que un título me surge tan rápidamente!

Cada una de nuestras Mediodicho tiene un rasgo que la hace, por lo menos para mi inolvidable, pero esta condensa una serie de condiciones más! Este numero 46 contiene un acontecimiento que para nuestra comunidad cordobesa fue excepcional, la presencia de Eric Laurent en nuestra Sección en una noche de Escuela, en el marco de la entrega del título Dr. Honoris Causa de parte de la UNC. Un hermoso diciembre, caluroso, en el que despedíamos un intenso año de trabajo, y despedíamos también a nuestros colegas que habían permutado de la ID y del Directorio, luego de una muy buena gestión y recibíamos un nuevo conjunto de colegas que inauguraban su presencia en la ID y el Directorio.

Esa noche inolvidable estuvieron presentes la Presidente y el Secretario de la AMP, las Consejeras por la EOL en la AMP, todo el CE, y numerosos colegas de Buenos Aires y las diferentes Secciones de la EOL. Sé que lo recuerdan muy bien mis colegas, pero tomar esta dimensión después de haber atravesado el 2020, es fuerte!!

Y hoy luego de 14 meses de aquel acontecimiento estamos presentando “en vivo” esta Mediodicho, y digo en vivo y no presencial porque para mi esta posibilidad de reunirnos hoy con los colegas que pudieron asistir entraña una alegría que me toca el cuerpo! Eso para mí es estar viva,  sentir esa satisfacción del enceuntro que nos estaba vedada y que no sabemos cuándo vamos a poder repetirla, pero ahora estamos acá y lo vamos a disfrutar!!

Entonces Mediodicho contiene como decía esa inolvidable noche de Escuela, que justamente trato sobre la Formación del analista en la vida contemporánea!! Tres de estos significantes: formación-vida-analista fueron algunos de los S1, de las líneas de fuerza sobre las que a lo largo del 2020 continuamos trabajando.

Voy a destacar brevemente algunas enunciaciones que me permitieron leer de otra manera lo acontecido posteriormente.

Victoria Horne testimonia, allí encuentro toda la fuerza a su decir, que la Escuela y el dispositivo propio de la misma, el cartel, pueden alojar lo singular del parletre y suscitar efectos de formación.

Gisela Smania recién concluida su función de Directora, diría aun tomada por ello, da cuenta de cómo Lacan en su Acta de Fundación apuesta a la formación del analista vía el “compromiso en la Escuela”. Ubica en el hacer pasar “el vuelo de la mosca” lo que se juega en lo que denominamos la “Causa analítica”, la posibilidad de dar cuenta de esa parte singular atrapada en esa causa, para saber jugarla.

Para Cristina de Bocca, Causa de deseo- causa de vida, no es lo mismo! el empuje a gozar sin límites, la ausencia de un Sujeto Saber orientador hacen que la presencia del cuerpo del analista acentué su función inédita en cualquier otro lazo social. La presencia encarnada y el deseo del analista se han visto conmovidos e interpelados en el año que paso, suscribo como Cristina concluye su trabajo, el análisis nos permite anudar deseo y goce y produce que la vida valga la pena!!

Daniel Millas nos invita a subjetivar otro acontecimiento que marca la vida de la Escuela, el Año cero, haciendo propia una propuesta de Miller la Conversación como practica esencial de una Escuela de analistas, ya que pone a prueba la formación que dispensa, se espera la enunciación de cada miembro que desee participar.

Gabriela Dargenton ubica en la juntura entre vida y goce la partida ética y política del psicoanálisis. En esa perspectiva nos dice juega su partida Zadig el invento milleriano del Año Cero, un espacio del discurso analítico a la altura del mundo del Otro que no existe.

Eric Laurent al concluir todas estas ponencias nos propone interrogar la nueva dimensión que se ha abierto para las Escuelas a partir del Año Cero, y en tensión con esta dimensión como mantener el eje de las Escuelas, o sea el pase y su pregunta por lo que es un analista. Interpreto que es solo en el anudamiento entre la intensión y la extensión que se puede producir esta apertura. Como lo sabemos señala que el movimiento del psicoanálisis no es ya un refugio frente al malestar sino que JAM ha producido un envés, dirigirnos a la civilización, especialmente a sus formas políticas, para qué? Para transmitir ese saber sobre las identificaciones no segregativas, sobre lo imposible de nombrar. Eric dice llanamente, tomar esas “preguntas de sociedad”, que van más allá de los partidos políticos, que nos afectan a los ciudadanos, como el femicidio, las diferentes manifestaciones de los feminismos, los derechos de reconocimientos, todo un programa de investigación para saber conversar e incidir en la civilización con nuestros instrumentos. Es una invitación que implica estar a la altura de la responsabilidad sostener nuestro discurso pero a la vez hacer posible una transmisión, y una escucha sin prejuicios que nos permita conversar.

La Sección Orientación Lacaniana con las enseñanzas de JAM es la perla de nuestras Mediodichos y la brújula de nuestras investigaciones. Las Buenas noticias del progreso es una clase que Miller dio en 2004 y que tiene una vigencia esclarecedora. Ubica en la época del Otro que no existe el individualismo anomico diferente al humanista. El fenómeno de la civilización se basa en el progreso científico anudado a la evaluación y al mercado que no nos traen buenas noticias!! El costo beneficio es la esencia del utilitarismo!

JAM hace una diferencia entre lo útil y el honor, el honor invalida lo útil, no solo no tiene en cuenta esa relación costo beneficio sino que en el honor solo destaca que hay costo! Avergonzar en nombre del honor es un tratamiento posible a las consecuencias de la evaluación y su pretendida utilidad.

Señala que la evaluación intenta hacer de lo colectivo un sujeto autónomo, (hacer una tarea y responder por las enseñanzas) se trata de dar al colectivo su unidad por medio del saber, algo que nunca se había intentado. La función de más Uno y de menos Uno es impensable en este caso. Miller interpreta que la operación de la evaluación tienen un callejón sin salida intrínseco. Dejo los puntos suspensivos para que ustedes continúen esta interesante lectura que conversa con la entrevista que Mediodicho le realiza a M. Bassols.

Solo destacare algunos puntos que me resultaron muy interesantes para continuar investigando. 1- “Lo colectivo como sujeto de lo individual” nos dice es una expresión muy potente para analizar la civilización actual, la hemos estado trabajando el año pasado y seguro continuaremos haciéndolo. En esta ocasión quiero ubicar como Bassols sitúa a la Escuela-sujeto como un colectivo que es el sujeto de la experiencia para cada uno de sus miembros.

2- sobre la pandemia ubica que las buenas noticias del progreso señalan que la falta del saber es porque no se da información, lo que ha producido esta pandemia del miedo, la incertidumbre, no se soluciona con más información, dónde en muchos casos se ceden las libertades individuales en nombre de una seguridad que nos existe.

3- “es por tu bien”, para el psicoanálisis se puede estar bien en el mal, es el bien y no el mal el que engendra el sentimiento de culpa y es por la culpa que somete el sujeto al malestar.  En esta época de pandemia el uso del bien y el mal están a la orden del día. Es por tu bien que te protejo del mal que está en el otro, con las consecuencias de fuertes efectos de segregación que este discurso produce.

Hay salida al final del túnel?se pregunta.  Hacer del túnel mismo un lugar habitable es el realismo del síntoma al que apunta un psicoanálisis de orientación Lacaniana, aceptar el riesgo de la palabra de las consecuencias del decir inconsciente.

Claudia Lijtinstens se pregunta Cómo proteger a los niños de las buenas intenciones, para ello ubica que esas intenciones para el psicoanálisis tienen por lo menos un límite. Sitúa que lo que nuestra practica nos enseña es que el niño sabe, y que hay que posibilitarle la palabra para que transmita ese arreglo que ha encontrado frente a su sufrimiento. Toda una posición ética que hace de las consecuencias de un decir y una invención una vida más vivible.

Santiago Castellano analista en Madrid escribe sobre la ética del bien-decir, cuestión que hemos trabajado en extenso en nuestro último Coloquio. Este texto en parte testimonial, ubica el pasaje que afecta a un analizante que practica el psicoanálisis del furor curandis (es por tu bien) al deseo del analista, como ese recorrido le permite ir primera a él y luego conducir las curas de un imposible de decir a un decir que satisfaga.

Candela Méndez en un precioso y original trabajo me enseña como lo trans deviene en un asunto de lenguaje y desde esta perspectiva en un movimiento de feminización de la lengua. Su investigación ubica como Lacan muy pocas veces hablo de feminismos pero si rescato un movimiento que fue objeto de difamación: Las preciosas. Es un trabajo que aporta mucho al trabajo por venir en el próximo Congreso de la AMP.

El Pase tiene como siempre su lugar dos analistas de la Escuela Una, Fernando Vitale de la EOL que amablemente suma a su testimonio un aporte para la temática de esta Revista, no voy a contarlo, los invito a leerlo.

Y Benedicte Jullien una AE francesa de la ECF, que no conocía. Su testimonio juega con una equivocación homofónica entre el “sirvo y el ciño” que se transmuta al final en un ciño para servir.

Celebro que la Sección Cartel este presente, continuamos verificando como este dispositivo es el órgano de base de la Escuela y la posibilidad de conocer la enunciación de colegas que no forman parte de la Escuela.

Agradezco profundamente a Andrea Torrano, filosofa su texto Por una vida transindividual, su análisis y posición es muy clara y decidida, reconocer que la vida es en común y que solo así se puede vislumbrar el Buen vivir diferente al bienestar occidental es una elucidación que nos permite conversar.

Del mismo modo agradezco a Paula Sferco, artista, su transmisión Por donde pasa la vida. Mas precisamente por donde le pasa a ella la vida y como convierte esas experiencias en obras. Mediodicho en esta ocasión nos brinda la posibilidad de apreciarlas escaneando el código QR. Es un modo diferente de leer.

Para finalizar felicito a su directora Liliana Aguilar, sé que no fue sencillo hacer esta Revista por múltiples circunstancias, al Comité editorial por su trabajo decidido y deseoso. Al Directorio y a la BOLC por haber deseado y apostado a este modo de presentación!

Adriana Laion
Psicoanalista AME, miembro de la EOL y la AMP