La emergencia de lo singular o Ǝ! x (lo incomparable)*

En este tiempo de emergencia, donde lo que urge emerge sin ropaje y exige una ayuda más que perentoria, el analista también es sorprendido por el acontecimiento y debe echar mano a “cómo actuar con el propio ser” y a la “emergencia de lo singular” a la que ha arribado en su propia experiencia de análisis.

Es por esto que voy hablar del lado de la posición del analista: hay algo que es equívoco a la emergencia y es lo que emerge, no desde el lugar llamado a ocupar al analista como objeto a sino la posición que permitirá representar el semblante del traumatismo, del acontecimiento corporal de cada parlêtrê encallado en la arena.

El analista para hacerle lugar a lo traumático de cada analizante o parlêtrê que lo necesite tendrá que sacrificar mucho para merecer ser tomado por un trozo de real.

En la clínica escuchamos pacientes que sueñan con el padre, en algunos casos , ese páter familia ya no está presente, el soñante trata de salir de la angustia ante este real interrogando al Inconsciente para escuchar aunque en sueños una salida, el padre no responde, los sujetos se despiertan.

“Es el Nombre del Padre el operador que permitía al goce adquirir sentido”, el Inconsciente interpreta que ya no es tiempo de la corona del padre, este desciframiento ha encontrado un tope, un punto final, al lado de eso está lo que no le habla a nadie, lo singular: el sinthome, como lo incomparable, y es de esto que nos servimos.

El sinthome es la tautología de lo singular y Lo singular es como tal lo incomparable.

Estos dos recortes que siempre me hicieron pregunta hoy encuentran un lugar.

Marta Goldenberg


*Miller, Jacques-Alain , Sutilezas Analiticas- pag 102- Edit. paidós. Bs As 2011

*Lacan, Jacques. La Dirección de la Cura y los principios de su poder. Pág 244- Siglo XXI editores.1966