La Jornada de este sábado 31 de agosto: “Sufrimiento Bajo Control III” fue la tercera convocatoria a una cita en la cual, la EOL Córdoba y el CIEC, hicieron escuchar la posición ética de la orientación del Psicoanálisis Lacaniano que sostiene que el ser humano es un viviente cuyo cuerpo está marcado por la lengua y es portador de un saber para escuchar y que al dirigir sus palabras a un analista, éstas toman valor y son aliviadas de su sufrimiento.

Posición ética del Psicoanálisis que hace objeción al control que impone el matrimonio de la ciencia con el capitalismo en su estrategia decidida de evaluación y de prevención del sufrimiento y de los diversos modos de satisfacción, regulados hoy débilmente por la función del padre. Control que produce una coerción estricta sobre aquellos que salen de los índices de “normalidad” protocolizada, con sobre-diagnósticos, sobre-medicación, sobre-judicialización, y que resulta una patologización de la vida misma.

Posición ética de respeto de la singularidad de cada uno, del modo en que cada quien hace el esfuerzo por hacer lazos con otros, de salir de su autismo de goce y por su modo propio de estar en la vida, que va más allá de la defensa de la práctica y del porvenir del Psicoanálisis, como lo precisaba Hilda Vittar, en la coordinación y orientación de una fructífera conversación entre colegas.

La misma hizo lugar a escuchar las “voces” de los practicantes que nos encontramos implicados en responder al sufrimiento del sujeto contemporáneo, posterior a la proyección del film “OTRAS VOCES” del psicoanalista Iván Ruiz Acero, miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis de España, realizada con el apoyo de la Asociación de padres de niños autistas.

Película documental en la que toman la palabra un joven diagnosticado con Síndrome de Asperger que nos trasmite el marco de posibilidad que inventó, con la que va transitando la vida, testimonios de la experiencia de padres y abuelos de niños calificados de autistas y de psicoanalistas, comprometidos en la formación y control de su práctica, a partir de la cual se disponen a hacer lugar a la palabra de estos sujetos, que en su insondable decisión, dejan plantado al Otro, y el desafío es pescar ese pequeño detalle que localice su singular modo de ubicarse.

Esta cita, fue la tercera de una serie. En la primera escuchamos los puntos de partida de las convicciones de los Psicoanalistas de la orientación lacaniana, en la segunda la experiencia de nuestros practicantes en las Instituciones y en esta última, el debate sobre el autismo, que como lo aclara la película, es un asunto de la civilización actual.

 

Beatriz Gregoret