NACIMIENTO DE LA BOLC

Nacimiento de la BOLC 2017-10-29T14:59:20+00:00

NACIMIENTO DE LA BIBLIOTECA DE LA ORIENTACIÓN LACANIANA CÓRDOBA: DR. HENOCH BRINGAS AGUIAR

El jueves 29 de octubre de 2009 la EOL Sección Córdoba y el CIEC (Centro de Investigación y Estudios Clínicos, asociado al Instituto del Campo Freudiano) se reunieron para celebrar un gesto político inédito. El Instituto donó sus libros a la Biblioteca de la Orientación Lacaniana Córdoba, “Dr. Henoch Bringas Aguiar”. De esta manera, la Biblioteca de la Sección se convertía, por voluntad de las gestiones de aquel momento (Adriana Laión, Directora de EOL Secc. Córdoba e Hilda Vittar, Directora del CIEC), en la Biblioteca del Campo Freudiano en Córdoba, transformándose en el centro de referencia de todos aquellos que pertenecen o se interesen en la Orientación Lacaniana.

Por su parte la Hemeroteca del Instituto recibió por obsequio la colección de revistas Mediodicho, publicación periódica de la EOL Sección Córdoba.

Durante el acto la oradora principal, Ana Simonetti, Presidente de la Instancia Diagonal de la EOL Secc. Córdoba, se refirió a la historia de esta Biblioteca y a la importancia de la celebración, y como cierre se leyeron las palabras que Judith Miller, Presidente del Campo Freudiano, hizo llegar a través de una cálida carta dirigida a la comunidad psicoanalítica de Córdoba, la misma se transcribe a continuación:

Queridos colegas,

Estoy feliz por esta celebración y triste de no estar con ustedes. Esta celebración reafirma la Causa. Desde 1981, los esfuerzos de Jacques-Alain Miller se avocaron a asegurar la afectio societatis.

Es así, que hemos logrado formar la Escuela.

La Escuela existe desde 1992 junto a Otras Escuelas. Cada una tiene sentido si cumple su finalidad. Esta finalidad es la de mantener vivo el psicoanálisis verdadero. Eso implica que las Escuelas necesitan a los jóvenes. Es por eso mismo que Escuela e Instituto no pueden trabajar bien sino lo hacen mano con mano. Esto es evidente para las Bibliotecas, pero es verdad también para cada una de las otras vertientes de las actividades que realizan ambos.

El imaginario puede contribuir al desarrollo de ambos, hay que sortear toda forma de rivalidad. Cada uno tiene su lugar, se trata de saber acoger y transmitir. Gracias a esta celebración simbólica, para mi, el viento que sopla en la Escuela de la Causa Freudiana está un poco compartido hoy por Córdoba.
Les deseo buen viento.

Este viento podrá, entonces, enfrentar el real del malestar actual, sin retroceder sobre ninguno de los principios de nuestra orientación.

Con mis cariños

Judith Miller
X